Iniciar sesión

Las materias primas: ¿Qué son y cómo operar con ellas?

Adam Lienhard
Adam
Lienhard

Una materia prima se refiere a un producto básico utilizado en el trading que se puede intercambiar fácilmente con otros bienes del mismo tipo. Estos bienes suelen ser materias primas utilizadas en la producción de bienes o servicios finalizados. Los productos básicos sirven como insumos esenciales en el proceso de fabricación o como productos de primera necesidad. Obtenga más información sobre el mercado de materias primas para operar en Headway.

Características claves

En economía, las materias primas se consideran bienes económicos, generalmente recursos, que poseen fungibilidad. La fungibilidad significa que los casos de la materia prima se tratan como equivalentes o casi equivalentes en el mercado, independientemente de su fuente o productor.

Por ejemplo, un barril de petróleo o una fanega de trigo son esencialmente lo mismo independientemente de su origen. Por el contrario, los productos de consumo a menudo exhiben variaciones significativas en calidad y características según el productor. Aún así, cuando se operan en la bolsa deben cumplir con los estándares mínimos especificos.

Las materias primas ocupan un lugar significativo entre las clases de activos valiosos, junto con las acciones, los bonos, los bienes raíces y las criptomonedas. Estas materias primas forman parte de nuestra vida diaria e impactan directamente en el costo de los comestibles.

Además, las materias primas ofrecen oportunidades de inversión, ya que se pueden comprar y vender en varios mercados.

Dos tipos de materias primas

Las materias primas generalmente se clasifican en dos grupos: materias primas blandas y duras. Las materias primas blandas generalmente se crían o cultivan, como el algodón o el ganado vacuno. Por otro lado, las materias primas duras se obtienen a través de la extracción de recursos, como la minería, e incluyen bienes como el oro o el petróleo.

Los ejemplos tradicionales de materias primas incluyen productos agrícolas como granos, ganado y recursos naturales como oro, petróleo y gas natural. Las industrias que abarcan desde la producción de ropa (algodón) hasta las aerolíneas (petróleo) y los productos envasados (plásticos derivados del carbón, celulosa, sal y petróleo crudo) dependen en gran medida de las materias primas.

Sin embargo, la definición de materias primas se ha ampliado para abarcar productos financieros como divisas extranjeras e índices.

¿Cómo invertir en las materias primas?

Invertir en materias primas conlleva mayores riesgos en comparación con las inversiones promedio debido a las fluctuaciones de los precios que se ven afectados por factores impredecibles. Imprecisiones naturales y provocadas por el hombre, como pandemias, epidemias, desastres naturales, guerras y patrones climáticos inusuales, pueden afectar la oferta y la demanda. Por ejemplo, la pandemia de COVID-19 en 2020 provocó que los precios del petróleo cayeran en picada debido a las restricciones de viaje y turismo.

Hay varias formas de invertir en materias primas. Los métodos más comunes incluyen hacer trading con contratos de futuros, utilizar fondos cotizados en bolsa (ETF), emplear instrumentos de contrato por diferencia (CFD) o realizar compras directas. Los metales preciosos como el oro y la plata se pueden comprar directamente, mientras que los bienes como los granos o el petróleo generalmente se negocian a través de contratos de futuros.

Los futuros de materias primas implican acuerdos legales entre dos partes, obligándolas a cumplir un contrato. Por ejemplo, una de las partes puede acordar vender un producto específico, como la cebada, a un precio predeterminado en el futuro. El mercado de futuros facilita el trading de activos como metales, granos y algodón, así como de divisas estadounidenses y extranjeras.

Síganos en Telegram, Instagram, y Facebook para recibir actualizaciones de Headway al instante.